A estas alturas quién más y quién menos, ha oído hablar del coaching, aunque algunos no sepan cómo definirlo. Coaching no es psicología, para esto hay otro profesional que es el psicólogo. Coach procede del inglés y significa entrenar, orientar, llevar más allá de sus conocimientos a la persona que realiza el entrenamiento, para así, mejorar sus habilidades y conseguir sus metas y objetivos.

NIVELES DEL COACHING EDUCATIVO

Dentro del coaching educativo tenemos tres niveles dependiendo a quién se dirija la orientación:

  • Dirección de centro: se ofrece a los directivos herramientas ejecutivas
  • Docentes: se ofrece mejoras en el proceso de enseñanza, habilidades de comunicación y trabajo en equipo.
  • Alumnado: enseñanza de mejora en la gestión de emociones, conflictos, en el proceso de aprendizaje y en el trabajo en equipo.

Una de las claves del coaching educativo es que no se centra en las enseñanzas  sino en la mejora del rendimiento.  Es capaz de plantear diferentes maneras para la consecución de  los objetivos, y lo hace sobre todo porque puede descubrir las necesidades individuales. El coaching educativo incide en la individualidad de las personas, en el potencial cada uno de los alumnos.

El coaching se centra en el diálogo, no es un monólogo del docente para con el alumno, no es una relación de experto, es decir, el docente no está por encima del alumno, sino que están en el mismo nivel. Además es un buen modelo para facilitar feedback de resultados y para que el alumno tenga confianza en sí mismo.

Para poder aplicar el coaching educativo es necesario desarrollar distintas competencias como son la inteligencia emocional, la escucha activa, la paciencia y la atención.

Como resumen, los beneficios del coaching educativo son los siguientes:

  • Mejora el autoconocimiento, la autorreflexión y la inteligencia emocional.
  • Desarrolla el máximo potencial del alumno.
  • Permite desbloquear la mente para generar nuevas ideas.
  • Posibilita una mayor flexibilidad mental y adaptabilidad al cambio.
  • Mejora las relaciones interpersonales.
  • Ayuda a gestionar el tiempo y, por tanto, reduce el estrés.
  • Incrementa la motivación.
  • Aumenta al bienestar.
  • Ayuda a maximizar el desarrollo personal para llegar más lejos.
  • Permite abrir la mente, experimentar y reconocer las emociones.

MODELOS DE COACHING EDUCATIVO

En el coaching educativo podemos encontrar tres modelos para la consecución de objetivos y aplicables a la tarea docente:

Modelo GROW: Goal (Objetivo), Reality (realidad actual), Options (estrategias y alternativas), What (qué se va a hacer , cuándo y quién lo aplicará).

Modelo SMART: Specific (cuánto más específico sea el objetivo, mejor), Measurable (todo puede ser medido, cualificado y evaluado), Agreed ( debe estar acordado), Realistic (el objetivo debe ser realista) y Timephased (debe elaborarse por fases).

Modelo PURE: Positivelystated (todo debe estar enunciado en positivo), Understood (debe ser comprendido), Relevant (debe ser pertinente, es decir, útil para la vida) y Ethical (relacionar los objetivos con la educación en valores).

Referencias bibliográficas:

  • Bou Pérez, J. F. (2007). Coaching para docentes: el desarrollo de habilidades en el aula. Alicante: Ecu Narrativa.
  • García-Allen, J. (2019). Coaching Educativo: una herramienta para aprender y enseñar mejor.
A %d blogueros les gusta esto: